El plástico está presente de forma generalizada en nuestro planeta y todos sufrimos las consecuencias de esta enorme masa de residuos. El plástico amenaza la naturaleza y destruye el hábitat de muchos seres vivos. Cada día, grandes cantidades de desechos llegan a los océanos en una inmensa oleada que parece no tener fin. Pero cada uno de nosotros puede participar activamente para prevenir la contaminación y mejorar la calidad de vida en nuestro planeta.

Especialmente en el hogar se puede prescindir del plástico en muchos lugares, desde renunciar a las botellas desechables hasta el uso de juguetes sostenibles para los niños. La cocina y el baño también ofrecen un enorme potencial de ahorro. Os ayudaremos con algunas ideas para evitar fácilmente la contaminación que produce el plástico.

Disfrutar del café de forma sostenible ¡sin vasos desechables!

El café y la sostenibilidad probablemente no van de la mano para algunos, porque el típico café para llevar en un vaso desechable es un claro ejemplo cotidiano. El típico vaso de cartón o espuma de polietileno con tapa de plástico, que se puede conseguir en cualquier cafetería, panadería o quiosco, es probablemente la imagen que más se asocia con el café. Pero no siempre esto debe ser así.

Nuestro comportamiento se ha desarrollado de tal manera que normalmente queremos llevarnos el café con nosotros y no beberlo en el acto. Pero para ello no tenemos porqué usar vasos desechables. La solución son los vasos reutilizables.
Una posibilidad es el típico vaso de bambú. Otra opción es el vaso térmico. Mantiene el café caliente durante mucho tiempo. Las cafeterías están encantadas de poner el café en un vaso que nosotros mismos hemos llevado. Ya existen las primeras panaderías, cafeterías o incluso gasolineras ya cobran un recargo por los vasos desechables.
Podemos evitar el plástico o los residuos innecesarios al preparar su café, no sólo cuando estamos fuera de casa, sino también en casa. Cuando se utilizan cápsulas de café o almohadillas, se generan más residuos que si se utilizan otros modos de preparación.

Lo que se conoce como el sistema French Press, nos permite disfrutar de un exquisito café que no genera residuos de cápsulas ni de almohadillas. Y además está listo en pocos minutos.
Y una vez preparado el café puede verterse en una botella térmica o beberlo inmediatamente.
Pero ahora también hay cápsulas de café compostables. Estas son sostenibles, se producen a través de comercio justo y están disponibles en Müller, en diferentes variedades. También existen diferentes tipos de cápsulas de té.
Cocina

Utensilios que nos ayudan en la cocina

En la cocina se pueden encontrar todo tipo de plásticos. Los residuos de envases de plástico se producen casi todos los días. Casi todo en el supermercado parece estar empaquetado en plástico. Incluso las verduras, como el pepino, que tiene una cáscara robusta, se envasan adicionalmente. Muchos utensilios de cocina ya no son de madera como antes, sino de plástico.
En Müller encontrarás los siguientes productos para la cocina, a través de los cuales puedes prescindir del plástico:
  • Cañas de vidrio;
  • cucharas de madera;
  • tablas de madera;
  • caja de pan de madera;
  • tazones de cristal;
  • ensaladeras de madera.

Almacenaje de alimentos

Los alimentos y los restos de comida deben almacenarse con regularidad. Por esta razón, los envases reutilizables definitivamente valen la pena. No es necesario utilizar siempre el papel film. La tendencia vuelve a ser el almacenamiento en frascos, como era habitual en el pasado.

Los tarros de conserva son especialmente populares. Estos son adecuados tanto para el almacenamiento como para el transporte. Los cuencos de vidrio de borosilicato son adecuados para calentar los alimentos en el microondas, así como para su almacenamiento. También se pueden congelar.
¿Bolsas de plástico para la compra? No necesariamente
Todo el mundo conoce la bolsa de plástico de la tienda de comestibles o de ropa. Aunque en el pasado era gratuito, hoy en día cuesta una pequeña cantidad en casi todos los comercios minoristas, pero la tendencia es que desaparezcan en el futuro. Y esto es algo muy bueno para el medio ambiente.

Como solución respetuosa para el medio ambiente, en Müller te ofrecemos una bolsa de algodón, que puedes adquirir por 2,50€ y utilizarla una y otra vez.
Además, también hay otras bolsas o cestas reutilizables. Las alternativas sostenibles son, por ejemplo, las bolsas de fieltro. Estas son muy estables y duraderas.
Cuarto de baño
El baño también es un lugar en el hogar donde se puede evitar mucho plástico. En nuestra página «Elimina el plástico en el baño» encontrarás muchos consejos útiles y te mostraremos alternativas de productos sin plástico. Descubrirás los siguientes temas:
  • Bastoncillos de papel respetuosos con el medio ambiente;
  • jabón sólido en lugar de jabón líquido;
  • champú sólido;
  • cuidado dental con cepillo de dientes de bambú;
  • afeitado con maquinilla, aceite de coco o jabón;
  • eliminación sostenible del maquillaje;
  • cuidado de labios, cuerpo y cabello con aceite de coco;
  • tu propio desodorante;
  • todo tipo de artículos útiles para el baño, sin plásticos.
Juguetes hechos de madera en lugar de plástico
El plástico también puede evitarse en un hogar donde hay niños pequeños.
Incluso los niños entran cada vez más en contacto con el plástico, a través de los juguetes. A diferencia del pasado, la mayoría de los juguetes están hechos de plástico en lugar de madera. Pero la pregunta es ¿por qué? - Hay muchos argumentos a favor de los juguetes de madera.
La madera viene de la naturaleza. Los juguetes de madera son extremadamente duraderos y robustos. Incluso si se rompen, se pueden reparar con un poco de pegamento. A menudo, varias generaciones juegan con los mismos juguetes. También es más seguro para los niños. La mayoría de los juguetes de madera se tratan de tal forma que los niños se los pueden llevar a la boca sin dudarlo. Desde un punto de vista educativo, se dice que la simplicidad del juguete estimula la imaginación más que, por ejemplo, los juguetes electrónicos.
Por lo tanto, es mejor prescindir del plástico y volver a los juguetes de madera.