MÜLLER - más para mí
Más surtido, más que una droguería.
Müller posee la cadena más grande de droguerías de Alemania. El surtido más amplio y con más variedad de productos es el de droguería. Pero Müller es mucho más que una droguería.

Durante décadas, Müller ha sido para nuestros clientes unos grandes almacenes donde podía encontrar de todo para cualquier necesidad. Müller ofrece productos para todas las edades, desde bebés hasta personas de edad avanzada.
En Müller siempre has podido encontrar la más alta calidad a los mejores precios. Nos centramos en las necesidades de nuestros clientes y ofrecemos más surtido y más experiencias gracias a nuestra amplia gama de productos.
Los clientes valoran la amplia gama de productos que tenemos: droguería, perfumería, productos ecológicos, juguetería, papelería, menaje, medias y mercería. La satisfacción del cliente, así como la amabilidad y el servicio cualificado son la base de nuestra filosofía.

Para nuestros clientes, MÜLLER es más. Más para mí.

Te ofrecemos una gran selección de marcas y productos a precios razonables, siempre con atractivas ofertas y promociones, servicios que te facilitan la vida, y como un personal especializado y amable para ofrecerte un asesoramiento completo. Podrás acceder a más de 180 000 artículos, incluyendo unos 4.000 fascinantes productos de nuestra marca propia Müller, todos ellos con calidad premiada.

Para ver qué surtidos están disponibles en tu tienda favorita, echa un vistazo a nuestro en nuestro buscador de tiendas.
Más información sobre cada uno de los surtidos:

Marcas propias
Más información


  • Más de 40 marcas propias
  • Cubren todas las áreas de uso diario: belleza y cuidado, nutrición y salud u hogar y familia

Más que una droguería


Müller posee la cadena más grande de droguerías de Alemania. Y no es de extrañar - después de todo, fueron precisamente estos productos los que pusieron la primera piedra del actual grupo de empresas Müller.

El joven maestro peluquero Erwin Müller, abrió su propio salón en el apartamento de sus padres en 1953. Además de lavar, cortar y secar con secador, los clientes también podrían llevarse su champú preferido y la fragancia adecuada para su nuevo look. Y les encantaba. Se abría la primera tienda de autoservicio, pero Müller también entregaba la mercancía con su propio coche.

Se abrieron varias tiendas que sólo disponían de productos de droguería. Pero no acaba ahí, Müller quería más. Poco a poco se iban añadiendo departamentos diferentes: discos, utensilios de artesanía y aparatos de cocina. La antigua droguería se convirtió en unos grandes almacenes para pequeños y grandes. Desde pañales hasta vino, desde pinturas hasta limpiadores de baño, desde juguetes hasta cucharones de salsa, todo lo que una casa necesita, se podía encontrar aquí. Antes igual que ahora.

Venimos del mundo de productos de droguería, y así nos hemos mantenido fieles a este surtido hasta hoy. Ofrecemos la mayor variedad de artículos, pero somos más que eso. Con nosotros, cada grupo de edad tiene lo que busca. No existe el típico «cliente de Müller», porque nuestro objetivo es todo el mundo. Y así es exactamente como debe permanecer.

Antes, ahora y en el futuro.