Creatividad y buen rollito

Gute Laune Tipps
Creatividad y buen rollito en casa
No se puede discutir: el coronavirus tiene un firme control sobre nosotros. Para reducir la propagación de esta amenaza invisible, es obligatorio que nos quedemos en casa. Para no perder el tiempo frente al televisor, hemos recogido los mejores consejos para que puedas estar de buen humor dentro de tus cuatro paredes. Así tendrás garantizada diversión. ¡Drisfruta leyéndolo y ponlo en práctica!
1. Prueba los juegos de mesa y de cartas: ¿recuerdas las tardes cuando nos reuníamos en una casa, con la bolsa de patatas fritas, la música de la radio de fondo y las cartas esparcidas salvajemente en la mesa? ¿Por qué no revivir los viejos clásicos? Si quieres, puedes sacar ese juego que tienes desde hace tantos años y que tanto te gustaba. Completamente analógico, sin ayudas digitales. Tal vez los niños levanten la cabeza y dejen de lado sus tabletas o teléfonos móviles.

2. Monta un campamento en el jardín/terraza: unas vacaciones de aventura en casa. ¿Por qué no sacar el equipo de camping, preparar deliciosos bocadillos y dormir bajo las estrellas? Siempre que el tiempo lo permita, claro. Esto es muy práctico porque no tienes que guardar las cosas en el coche, y si te has olvidado algo importante, como un peluche para dormir, es fácil sacarlo enseguida de la habitación de los niños. Si quieres, puedes montar un pequeño fuego o cocinar en la barbacoa, hacer un teatro de sombras junto a niños o contar historias de terror. Una experiencia para grandes y pequeños.

3. Pinta un cuadro: ¿quizás el indeseado tiempo muerto estimula tu imaginación? ¿Por qué no sacas una caja de pinturas y te desahogas en un lienzo o en una hoja de papel? La alegría, la ira o la rabia siempre encuentran su camino hacia la superficie a través de los colores. Si el resultado te gusta, puedes colgar el cuadro en cualquier pared. Libera tu Picasso interior y verás a dónde te lleva.
Sofa Workout
4. Entrenamiento de sofá: aunque sea difícil de creer, los deportes se pueden practicar en el sofá de casa. Pero para eso tienes que levantarte. Ideal para los que, ni siquiera tienen que dejar su lugar favorito para una corta sesión de entrenamiento. ¿Qué hay de las flexiones, por ejemplo? Simplemente apoya las manos en el borde del asiento y coloca tus pies a unos pasos de distancia, ambos deben formar una línea. Pon tu peso en los brazos y empieza. Si prefieres sentarte en el sofá, prueba a reforzar las piernas con el cojín del sofá. Para hacerlo, siéntate, coloca un cojín entre las rodillas y presione las piernas. Unos 20 segundos, luego afloja y repite varias veces.
5. Vuelve a leer un buen libro: seguro que tienes en casa al menos un ejemplar encuadernado que siempre quisiste leer pero nunca llegaste a hacerlo. Ahora es el momento adecuado para pasar toda la noche en el sofá sin remordimientos. Una manta, un sofá y un libro se acompañan naturalmente de una taza de té recién hecho. Por cierto, ¿sabías que la lectura reduce el estrés?

6. Ordena la avalancha de imágenes: enormes cantidades de fotos individuales están esparcidas en nuestros cajones después de haber soltado frases como «Haré un álbum de fotos algún día», y así se han quedado, en el limbo, esperando ser clasificadas algún día. Primero, haz una vista general y forma diferentes montones. ¿De verdad quieres quedarte con todas las fotos? ¿O se pueden tirar algunas de ellas? Tómate tu tiempo, disfruta de los recuerdos que se evocan al mirar las fotos. Disfruta de las experiencias pasadas, pero al mismo tiempo no te olvides de ordenar las fotos. Tal vez, incluso puedes ponerlas en un álbum y convertirlo en una bonita idea para regalar a tus abuelos en su próximo cumpleaños.

7. Dale caña a tu polvoriento disco favorito: y concéntrese en la música con todos sus sentidos. No intentes limpiar, cocinar o limpiar el armario al mismo tiempo. Deja que los tonos suaves te lleven lejos, cierra los ojos y sueña contigo mismo. Tu interior seguramente estará lleno de uno o dos recuerdos de un tiempo largo y olvidado. Disfruta de unas cortas vacaciones para los sentidos.
8. Manda de nuevo una carta o una postal: puede parecer una oda a la nostalgia, pero ¿qué te parece si coges un bolígrafo, unas cuantas tarjetas y empiezas? ¿Quién merece unas palabras amables? ¿Y quién no esperaría un mensaje tuyo? Un mensaje escrito a mano es hoy en día una manera única y especial de llegar a alguien.
Brief Inspiration