Experimentos para niños

Banner Chemie
Experimentos para niños: tu propio laboratorio en casa
Cualquiera que tenga hijos, sabe que la curiosidad de los niños es casi inagotable.
Entre todos los padres es particularmente popular el famoso «¿por qué?» - y también que sus propias opciones de entretenimiento se agotarán tarde o temprano, especialmente en tiempos como estos en que las actividades al aire libre están totalmente restringidas. Así que si no quieres recurrir a los típicos juegos de mesa, a la televisión o a la lectura en voz alta, puedes convertir rápidamente la cocina, en un fabuloso y excitante «laboratorio infantil» de manera que los niños aprenderán cosas nuevas haciendo investigaciones y experimentos juntos. Te prometemos que te sorprenderás con uno o dos de estos experimentos. Por cierto, no debes preocuparte por conseguir el material, ¡tienes todo lo necesario en la cocina!

El tornado en un frasco de conservas

En nuestro primer intento, realizaremos un poderoso tornado en un pequeño frasco de conservas. Solo tienes que llenar el frasco con un poco de líquido lavavajillas y agua, y efectuar rápidamente movimientos circulares con la mano para que el interior gire sobre sí mismo.

La botella maravillosa

Un puño gigante invisible arrugará la botella de plástico sin que ningún humano la toque. ¿Cómo se consigue esto? Muy fácil, el pequeño Houdini deberá colocar una botella de plástico dentro de un cuenco y llenarla cuidadosamente de agua caliente a través de un embudo. Espera unos momentos. Con la ayuda de mamá o papá, cierra bien la botella. Ahora colocan cubitos de hielo en el cuenco que contiene la botella de plástico. A continuación, vierte agua fría sobre la botella. Ahora deja que tu hijo levante la «botella maravillosa» del cuenco y espera a ver qué pasa.

Barco de ositos de gominola

Apuesto a que puedes hundir un barco lleno de ositos de gominola, sin que uno de ellos se moje. Tu científico en prácticas estará encantado con este dulce experimento. Pon dos o tres ositos de gominola en el barco (un contenedor de vela de té vacío). Haz zarpar el el barco, para ello coloca el contenedor de la vela en un cuenco con agua. Pon un vaso vacío encima y empújalo hasta el fondo del cuenco. Es importante mantener el vaso completamente recto, de lo contrario el agua hará que los ositos se ahoguen.

Volcán de levadura en polvo

La erupción de un volcán de levadura en polvo directa en tu propia cocina. Aquí es cuando los ojos de los pequeños investigadores brillarán. Pega un vaso con un rollo de cinta adhesiva en el centro de un plato. Coloca papel de aluminio sobre el vaso para que el plato y el vaso estén completamente cubiertos. Después, pega los bordes del papel de aluminio por debajo del plato. Con unas tijeras, corta un pequeño agujero en el centro de la abertura del vaso hasta llegar al borde interior del cristal. Dobla los cuatro lados del papel de aluminio hacia adentro y pégalo en el borde interior del vaso. Vierte la levadura en polvo en el cráter volcánico. En un segundo vaso, mezcla agua, vinagre y colorante alimentario rojo hasta que sea de color rojo oscuro. Agrega un chorro de líquido lavavajillas. Muy importante, queridos padres: debéis colocar el volcán ensegida sobre una base impermeable. Ahora es el momento para los jóvenes científicos, la mezcla roja tiene que entrar en el cráter del papel de aluminio y el volcán entrará en erupción.

Cohete-bolsita de té

Si tienes la suerte de contar con un jardín en casa, ¡tienes mucha suerte! Si hace bueno, saca a los niíos fuera. Los jóvenes investigadores solo necesitan una bolsita de té, el contenido se puede retirar cuidadosamente. Con la ayuda de de mamá o papá, prende la bolsa vacía por la parte superior. El cohete-bolsita casero valará por los aires. Un verdadero espectáculo para grandes y pequeños.

Pelota saltarina

Finalmente, un truco rápido: ¿No tienes ninguna pelota saltarina para divertirte? No hay problema, solo pon un huevo en vinagre durante la noche. La cáscara desaparecerá y el huevo saltará como una pelota de rebote.




Te deseamos mucha diversión con los juegos de investigación y experimentos. Pero por favor, presta siempre atención a la seguridad de los niños pequeños y nunca dejes que experimenten sin tu supervisión.